Artículo de opinión por Nacho Alemany Esteve, Militante IU Roquetas de Mar

Son pocos y en muy mal estado muchos de ellos los parques infantiles que hay en nuestro municipio, Roquetas de Mar. Esto, sumado a las pocas alternativas de ocio y cultura para nuestros pequeños, nos hace pensar si nuestro equipo de Gobierno no cuenta con ellos o sólo lo hace cuando les interesa preservar sus aficiones con encierros o tentaderos infantiles, lo que, además de ser una barbaridad, nos cuesta mucho a nuestros bolsillos.

Tenemos parques con columpios rotos o inexistentes, balancines con hierros punzantes y oxidados, toboganes sin escaleras por las que subir (eso sí, marca Agatha Ruiz de la Prada, esto es en la misma plaza de la biblioteca junto al ayuntamiento y lleva así más de un año) parques junto a solares convertidos en vertederos o casi y sin vallar (el que está junto al colegio La Molina, sin ir más lejos) suelos acolchados rotos y sin reponer, maderas pasadas, rotas, llenas de astillas y un largo etc. Para mí es más un riesgo que una alternativa de ocio.

Con los enormes e inútiles gastos que realiza este ayuntamiento en muchas materias, hacer y mantener parques infantiles resulta un mínimo esfuerzo para las arcas municipales y una gran inversión para los más pequeños de Roquetas. Privatizar su mantenimiento, como ha hecho recientemente el PP de Amat sólo puede calificarse de afrenta, ya que hasta de algo tan básico se pretende hacer negocio.

En una época en la que la tele, consolas y ordenadores hacen a nuestros hijos más reservados, antisociales y los encierra más en sí mismos, debemos recuperar los valores y costumbres tales como las relaciones con otros niños, el respeto, el saber compartir, la convivencia… que los convertirán en grandes personas en el futuro. Todo esto de la manera más segura posible.

Los que nos gobiernan están ahí para atender las necesidades de todos los vecinos y saber distribuir correctamente los impuestos que paga el pueblo, máxime cuando se trata de la seguridad de los más pequeños. Miren por los suyos y no sólo por lo suyo, cualquier día tendremos un disgusto y no creo que nadie lo quiera así


No Comments on “¿Parques o trampas infantiles?”

Comments on this entry are closed.